¿Y TU COMO ESTÁS?

Como acabo de llegar de Marbella he pasado mi sesenta y tres años recién cumplido en Sagunto ¿haciendo que? lo mismo de siempre tratando de arreglar mi casa y "asumir" aquellas cosas que ocurren cuando uno está fuera.-

Hoy pensaba escribir sobre un lugar con "encanto" donde he pasado mis setenta y dos horas en Marbella pero las circunstancia me han hecho cambiar.-

Estas dos fotografías que hay al comienzo tienen sentido hablan en ambos casos de amor,de protección y de un descanso despues de unos días arduos y duros.-

Mi hija que llego a Sagunto para celebrar mis años me dijo ¿Papá como estás? y yo que venia con la pena de haber perdido mis dos perras podencas porque algún cretino resolvió que se las debía llevar ¡vaya a saber para que¡ yo que venia con el corazoncito cargadito le respondí "Yo en todos estos años no puedo quejarme sería un desagradecido con la vida he recibido lo que me merezco por consiguiente estoy jodido pero...bien".- Pero, cuando caía la tarde mi mujer viajando ya a nuestra casa de Valencia me pregunto lo mismo.

¡Tanto años juntos viviendo todo casi al unisono y me preguntas como estoy¡ Algunas veces los silencios son la mejor respuesta.-

No leía los digitales desde el jueves esta tarde cuando los he comenzado a leer,cuando he comenzado a ver los correos cuando he leído todas las felicitaciones en la red solo podía tener palabras de afecto y de preocupación pero quizás la anécdota de ver a Armando Manzanero(79) dando un recital en Marbella al cual no pude acudir obviamente me hace pensar en la cantidad de cosas que aun debo hacer.-

Y si,siempre he tenido la suerte de compartir  lugares con "encanto" con aquella gente que me aprecia y con quienes el afecto es recíproco.

Pocos conocen en Marbella y en España ese reducto que es la Urbanización "La Virginia" y los "tesoros" oculto que guarda en su interior solo aquellos que de alguna forma hemos tenido el privilegio de acceder a esos secretos y lugares con encanto con esas callejuelas estrechas con esos "olores" al comenzar el atardecer con esa fuente llena de helechos, con los gatos privilegiados residentes en la zona y con personajes que han buscado allí ese "remanso de paz"

He cenado dos noches en un pequeño restaurante en plena Virginia y al ir abrir la presentación del menú me encontré con un resumen de lo que ha sido y es la historia de este lugar.

Perdonarme no estoy promocionando ningún lugar estoy participando,compartiendo con Uds unas sensaciones que quizás han sido el mejor regalo de cumpleaño que ha recibido mi espíritu

EMAUS


La Virginia...Es una mujer,bonita y romántica.Así debió idealizar a su hermana Juan Manuel Figueras el fundador de este pueblecito con carácter de urbanización dentro de Marbella,quien recibió en 1968 la Medalla al Mérito Turístico.-

Marbella es...un punto y aparte dentro de la geografía española,de eso no hay duda.Pero, la Virginia es a su vez un rincón exquisito e incomparable dentro del pueblo que no ha  podido evitar convertirse en una gran ciudad.-

El turista que que acude al reclamo marbelli encuentra otro motivo de sorpresa al recorrer estos callejones húmedos de suelo empedrados,muros y fachadas de vistosas casas blancas o coloridas entre la vegetación rica y terriblemente indiscreta.-

Estoy segura que esto sucederá cuando el lector este en el Restaurante "La Tienda".Bienvenidos a la pequeña magia que se produce entre la cocina,el tiempo,el comensal,la charla,el ambiente y la copa para brindar durante el aperitivo,el almuerzo o la cena.-

Habría que preguntar a Gunilla y a Luis cómo recuerdan "La Virginia",a Claudia Cardinale,a Edgard Neville,a Antonio Ordoñez,a Orson Welles o la Condesa de Villapadierna...

Pero, si alguien me dejara elegir a mi,que solo he podidoasistir  a su historia reciente recuperaría los momentos del Mercadillos de Primavera donde todo se vuelve jolgorio y rumor,movimiento y conversación.Volvería a traer a este mundo a Mercedes ,la mamá de Juan Carlos para que bailara otra vez junto a la fuente de piedra debajo de la minúscula capill

LEALTAD MEJICO

O a mi madre Ana,a la que recuerdo absorta paseando por la Plaza de "La Primavera";esos días fueron únicos e irrepetibles.-

En "La Tienda" es posible que, descubra la alquimia necesaria para deleitarse con las cosas más cotidianas.-

Estefania Contreras



Un saludo y buenas noches

Alejandro Pillado

Valencia 2012