LA FIESTA DE LA INSIGNIFICANCIA

                                                                         PROLOGO

Buenos días: en el  artículo de esta mañana en un digital me encontré con uno que  en si es interesante por los sacrificios que puede hacer un padre o una madre por un hijo/hija quizás su titular es el que relaciono mas con la fotografía de este camino.

Camino por cierto que por esas cosas de la vida he podido conocer. Algunas veces las cosas que sueñas o imaginas se presentan ante ti sin haberlas buscados.-

EL titular decía " LO IMPORTANTE  ES EL CAMINO NO...LA META" Y EL ARTICULO CUYO ENLACE LES DEJO RELATABA EL PORQUE DE ESTA FRASE

http://www.elconfidencial.com/deportes/2016-02-23/lo-importante-es-el-camino-no-la-meta-la-maraton-de-sevilla-de-pablo-enfermo-de-west_1156914/

                                                             "LA FIESTA DE LA INSIGNIFICANCIA"

Mi hermano me dejó hace una semana atrás este libro de Milan Kundera y no encontré nada mejor que para "aplacar" mis emociones de un viaje de avión de esta semana llevármelo para leer.- Bien me dijo el que me lo leería de un solo tirón y así ha sido.-

Sin duda la palabra que mas me ha dejado "pegada" a mi espíritu ha sido "INSIGNIFICANCIA" no voy a plagiar a Milan Kundera porque hace tiempo que llegue a la conclusión que hay cosas que son insignificante en la vida de una persona y que sin embargo hacemos de ella una montaña.-

He vivido casi toda mi vida haciendo de las insignificancia verdaderas montañas que luego se han disuelto como azucarillo.- Cuando pasan los años y se aplacan las pasiones y las ambiciones es cuando entonces comienzas a valorar las cosas por lo que son realmente.-

Hace mucho tiempo casi 15 años que no me levantaba a las 4 de la mañana para tomar un avión, ya no recordaba los café con leche de los aeropuerto ni los controles, ni las largas filas para sentarte finalmente tu asiento y esperar con paciencia tu maleta.- eso hace tiempo que había "borrado" de mi disco duro.-

¿Qué valor le damos realmente a las cosas? ¿Cuáles son las cosas que verdaderamente nos ofenden o nos hacen romper una amistad? ¿Hasta donde seriamos capaces de arriesgar de nuestra vida diaria  por conseguir una meta?.- Mi respuestas a todos estos interrogantes ya lo encontré hace bastante tiempo y sin perder por ello el "NORTE" de las cosas.

Observando en el Aeropuerto a la gente que me rodeaba llego un momento que me pregunte ¿Qué estoy haciendo aquí? y eso que sabia muy bien que hacia y a donde viajaba.- Ahora con la maleta ya desecha con la "meta" que debía alcanzar  ya.....alcanzada toca el descanso del guerrero pero dudo mucho que la próxima vez me vuelva a levantar a las 4 de la mañana para tomar un avión.


Lamento que los AVE no puedan cruzar un mar pero mientras pueda intentare evitar estos madrugones esas son partes de las insignificancia que dejaré de hacer porque hay otras que los demás consideran insignificantes y que sin embargo no lo son en absoluto.-

Os voy a confesarle algo yo deseaba volver a tener un descapotable el mio anterior esta en las manos de mi hija.No, lo deseaba para retroceder en el tiempo sino porque quería volver a sentir las sensaciones del viento pegando en la cara, el sol sobre  mi  cabeza y hacerlo en buena compañía (que la tengo). Pues aquí abajo está en el parking no lo he sacado ni una vez tal cual me lo trajeron quedo aparcado ¿puede esto ser una insignificancia con todos los problemas que nos rodean? puede que si pero para mi sin llegar a ser determinante en mi vida el tenerlo o no tenerlo me llena de satisfacción.

No se cuando bajare su capota, ni cuando tomaré alguna playa desierta para hacer piruetas (algunas quedan aún solitaria) pero cuando ese momento llegue la insignificancia del hecho de tenerlo se habrá convertido EN ALGO IMPORTANTE.-

Y no puedo dejar de recordar al yogurt caducado sobre todo cuando me ha tocado estar sentado frente a quien hizo en cierto modo  que la  insignificancia de esa frase  se convirtiera ese día de la reunión (hace de esto ya casi 12  año) en una montaña para mi vida profesional.-

Aquí, la serranía de Ronda nevada, frío y viento

Alejandro Pillado

Marbella 2016