SEGÚN PASAN LOS AÑOS

Año 1965 pueblo del norte de Entre Ríos entonces acudía a una escuela dominical con mis padre convertidos entonces en Evangélicos.

Algunos domingos venían de las ciudades cercanas algunos a colaborar con la iglesia.Un domingo cualquiera un tal Gregorio me pregunto ¿tu que necesitas para ser feliz? teniendo en cuenta donde vivíamos y que mi pre-adolescencia recién estaba en camino le dije "pues mira Gregorio yo me conformo con ir los domingo al Bar (por llamarlo de alguna forma) de Pizzio pedirme una Bidu Cola(la Coca-cola demoraría una decena de años en llegar a ese lugar) y un sándwich de mortadela (creo que, entonces la hacían de carne de caballo o no se que) comerme una torta negra y volver a casa.-

Eran tiempos duros y mi padre lo recuerdo muy bien salir los lunes a buscarse la vida pero siempre mantuvo su dignidad son las cosas que valoro de el.Mi madre entonces era ya una cocinera muy "creativa" porque hacia milagros para mantener a todos¡tengo tantos recuerdos de aquellos tiempos que se amontonan en mi mente pero era "a mi manera" FELIZ.-

Y esto me vino a la mente el jueves  noche regresando de Marbella por la milla de oro en mi jaguar y escuchando música.

Hemos pasados tan buenos como malos momentos pero en ningún caso nos hemos dado por vencidos.

No somos una familia muy bien avenida sin embargo dudo mucho (al menos yo) que dejaría pasar a un miembro de mi familia o pariente o amigo por la puerta de mi casa sin tratar de ayudarlo porque así me han trasmitidos los genes nunca hubo egoísmo y esta tarde cuando me vino a visitar un amigo (porque es mi amigo) y me trajo un regalo y vi lo que era me causo una sonrisa que despertó su curiosidad y me pregunto¿porque sonríes no te gusta? todo lo contrario Alfons es que me has regalado a mis 68 años un Dupont de tu familia ¿y tu sabes en mi vida empresarial ¿Cuántos Dupont he regalado para Navidad? Muchos pero jamas lo recibí yo por lo tanto tiene un doble valor cada vez que prenda un puro (cada vez menos) pensaré quien me lo ha regalado cosa que dudo mucho hagan aquellos que lo recibieron pensando quizás que era en "pago de favores o cosas"

Y viernes escuchando a la Escritora Ana Romero comentado su libro sobre los reyes actuales pensé ¡vaya por Dios¡ no me cambio por ningunos de esos personajes ¿realmente alguna vez llegarán a encontrarse consigo mismo? francamente prefiero seguir como estoy y volvería a tomar una Bidu Cola, a comer un sándwich de mortadela aunque no sea boloñesa creo que me sabría igual es igual si es en el Bar de Pizzio o en el Bustamante del cual también recuerdo muy bien las escasas compras que podíamos hacer entonces.


Un saludo y buenas noches

Alejandro Pillado

Marbella 2018