La tierra, ¿de la felicidad?

Hay tantas definiciones sobre lo que es la felicidad que, leyendo hoy un artículo en «El País», mas una frase de una pareja de la prensa del corazón, ya tendríamos dos definiciones sobre la felicidad; voy a relatar la mía que obviamente no se respalda con mejoras en la sanidad o en el «estado del bienestar» que tan de moda está ahora pero como siempre ha sido y será  el «bienestar» será para determinados grupos y otros no tendrán acceso a ello,  de eso sé  que estoy seguro.

Un misionero evangélico (de esos que creen que con venir de otro pueblo un domingo a dar un sermón y dejar una «ofrenda» es el , no va más») le pregunto  a un casi a un adolecente que vivía en las afuera de un pueblo perdido de Argentina «que era la felicidad para el» el chico lo miro y le podría haber dicho «que mi familia tenga para comer todos los días» o que el «rancho donde vivimos no se llueva»«que las alpargatas(zapatillas le dirían hoy en día) con las que iba al colegio le duren mucho», pero no, le respondió :

«para mi la felicidad es poder ir los domingo al bar de carretera de Pizzio pedirme un bocadillo de mortadela de caballo y tomar una bidu cola» ¿nada mas ?, le pregunto el misionero, y en ese momento por la mente del joven no pasaban nada de las cosas que luego la vida le ha hecho encontrar en su camino.-

Tengo el concepto de la que felicidad son instantes, momentos, pero la felicidad no es como una «tarifa plana» que uno contrata.

Es posible que la gente de Islandia se sienta feliz con lo que ha podido conseguir sus gobierno para que gocen del «estado de bienestar» pero tengo dudas que eso incluya  emociones,sensaciones por haber conseguido por esfuerzo propio alguna cosa mas.- La pareja que aparecía hoy en la portada de una revista del corazón que mire de pasadas mientras compraba el pan en Open Cor decía «estamos juntos y somos  felices» ( no hace muchas semanas que uno de ello le había sido infiel «aparentemente con otra persona.)  La felicidad en estos casos, o la  fidelidad en estos casos es muy difícil de «Digerir» y si lo  han conseguido en tiempo record volver a ser felices me alegro.-

En nuestro país seguramente todos tendremos minutos, segundos, instantes de felicidad pero no será parecido a una «tarifa plana» bien dice un dicho muy español «que bien he comenzado el día espero que no venga nadie y me lo joda» a mi me paso durante estas fiestas y me he propuesto firmemente no volver hacer planes ni proyectos con mi vida porque cuando los hago generalmente se tuercen para uno y producen felicidad a otros.-Anoche contemplando la luna llena estaba cuando sonó mi móvil  era mi padre (94 años) «tengo que preguntarte algo muy serio ( se jodio la contemplación de la luna y el ambiente que lo rodeaba)  y me dijo»  ¿cual es la música que mas te gusta? le dí mi opinión» y me respondió «es que estoy preguntado a mis hijos cuales son sus preferencia para que cuando me muera la ponga» y yo mirando la luna que resaltaba mas sobre la serranía de Ronda como un globo que explota me dije se acabo mi «momento de felicidad.-Cada uno tiene su momento de felicidad y deberíamos agradecer que existan «momentos» y no «tarifas planas» porque con tantas noticias diarias que nos pasan uno llega a esa conclusión.  Seguramente el joven que solo querías comer un bocadillo de  mortadela  piense en ella con nostalgia y quizás desearía volver hacerlo pero dudo  que lo logre.-Por lo tanto me quedo como estoy cada día tengo mis «momentos» y a ellos  hay que exprimirlo para que cuando el resto de las horas transcurran y  alguna de ellas vengan  algo «torcidas» uno pueda contabilizar el «momento de felicidad» y hacer mas leve el día.-

Un saludo aquí el sol en lo alto las montañas limpias,los ingleses jugando al Golf y yo recordando con cierta  nostalgia y algo de afecto la inocencia que tuve a los 14 años para  definirle a un misionero evangélico lo que era para mi la felicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*